Por favor espere, cargando...
bloquenacionalpopular
laguna

CONSTRUCCION DE LA NACION

El BLOQUE NACIONAL POPULAR POR LA RETOMA DE LA GRAN TRANSFORMACIÓN

El BLOQUE parte de aceptar que somos una nación en formación, porque el modelo imperante en el Perú, el capitalismo neoliberal dependiente, de viejas raíces coloniales, no fue ni es capaz de consolidar las bases de nuestra Nación. El neoliberalismo sigue el interés del mercado externo, no busca el desarrollo industrial y ha generado una sociedad profundamente desigual, explotadora, injusta y autoritaria.

 

POR LA CONSTRUCCION DE LA NACION

Por esto el Estado se ha configurado antes que la Nación y no ha integrado la economía, la sociedad, la política, ni la geografía. Al contrario, acrecienta los factores que impiden su unidad dentro de su diversidad.. Por tanto, en directa relación con las necesidades y derechos de la población, consideramos fundamental en nuestro programa plantear la construcción de la Nación Peruana que debe resolver los problemas de nuestra identidad, del ejercicio de la soberanía nacional y de la integración y cohesión social.

danzaq

Resolver el problema de nuestra identidad nacional

El resolver el problema de nuestra identidad nacional, de nuestra peruanidad, está relacionado con el resolver de dónde venimos y qué somos. El dónde venimos se corresponde con el reconocer que pertenecemos a dos matrices civilizatorias: la occidental y cristiana y la andino-amazónica. Estas dos matrices han estado históricamente enfrentadas desde la conquista española, una era la matriz dominante, la occidental y cristiana, y la otra era la dominada, la negada, la no reconocida, la andino-amazónica, siendo aceptada después en condición de subordinada.

Este viejo dilema de ser “occidentales y cristianos” o “andino y amazónicos” ya viene siendo superado, por la presencia creciente y masiva de andino amazónicos en la capital y en las ciudades de la costa, a las que han llevado sus costumbres, sus bailes, sus cantos, es decir han llevado su cultura. Y esto no sólo es expresión del  incremento demográfico sino el reconocimiento de que la identidad nacional, la peruanidad, está constituida por esas dos matrices civilizatorias. Esto va siendo la expresión del reconocimiento de que la peruanidad debe constituirse por estas dos matrices civilizatorias.

La solución a esta contradicción parte del reconocernos que venimos de ambas matrices civilizatorias y que estas se integran y se fusionan en el proceso de construcción de la nación, en una unicidad que equivale a reconocer que no es ni una ni otra, son ambas en una condición de igualdad. La Nación emerge reconociendo a estas dos matrices. Asimismo, requiere construir un Estado que represente a estas dos matrices, plurinacional, pluricultural y plurilingue. Esto porque el Estado actual predominantemente criollo, occidental y cristiano, monolingue, monocultural, no representa a la Nación en formación.

tpp peligros

El ejercicio de la soberanía

El ejercicio de la soberanía está relacionado con el poder y la capacidad de tomar decisiones  sobre los temas  que afectan a los intereses y el bienestar de los peruanos, sin injerencia ni imposición de otros. El país históricamente ha sentido la presencia dominante de países imperiales primero de Inglaterra y luego de los EEUU. Las decisiones han sido tomadas por otros países, por organismos financieros como el Banco Mundial y el FMI y ahora por las grandes empresas multinacionales. El país ha perdido soberanía con los Tratados de Libre Comercio (TLC) y el gobierno de Ollanta está a punto de firmar a espaldas del pueblo el Tratado Transpacífico (TTP) que prolongaría la vigencia de las patentes de la producción de medicamentos, lo que mantendrá elevados los precios de los medicamentos.

Nuestra soberanía se debe expresar en varios planos: política, económica, alimentaria y subjetiva. Política, con la presencia de un Estado nacional, no dependiente y que apueste por el desarrollo del país. Económica, para decidir qué, dónde y cómo producir y el destino del excedente económico. Alimentaria, que nos lleve a hacernos menos dependiente de los productos importados, que conducen a la destrucción de nuestra producción agrícola y pecuaria. Subjetiva, relacionada con el pensar con independencia, con cabeza propia y no por lo que nos venga de los países capitalistas desarrollados o lo que propaguen las multinacionales de la comunicación, que generan  matrices de opinión internacional que distorsionan y falsean la realidad.
El ejercicio de la soberanía nacional se debe sustentar en el pueblo, debe emanar de la voluntad popular, del derecho a la autodeterminación e independencia política y económica, del desarrollo autónomo y sustentable para el logro del bienestar y la mejora de la calidad de vida de la población. Reconocer que sin soberanía popular no puede haber soberanía nacional.

paisana

La integración y cohesión social

A partir de considerar que somos un país desintegrado política, económica, social y geográficamente, se hace necesario la integración en varios planos económico, político, social y territorial.

El Estado no es nacional y no llega a todos los peruanos ni a todos los espacios de nuestro territorio. La profundización del neoliberalismo en el país a partir de los años 90 con el autoritarismo fujimorista no ha generado mercados articulados, no ha creado un mercado nacional capitalista. Subsisten espacios del territorio nacional donde funcionan las relaciones mercantiles simples, basadas en la producción para el autoconsumo. Existen centros poblados dispersos a los que no llega el Estado, con escaso acceso a la infraestructura social de salud, agua, desagüe y recreación. Las antiguas nacionalidades y culturas andino amazónicas de nuestro Perú no están integradas. No hay una integración geográfica del país, la infraestructura vial es limitada y precaria, a lo que se agrega el hecho de que la articulación por carreteras es lenta, costosa e insuficiente.

A la superación de la desintegración territorial, de mercados y de los centros poblados, va a ayudar de manera importante la puesta en operación de una red de trenes rápidos, longitudinales y transversales que considerando las características geográficas de ser un país de montañas permita una articulación espacial más rápida y menos costosa. La integración política, económica, demográfica y geográfica permitirá construir ciudadanía con derechos para todos, construir una República de ciudadanos basada en la democracia total.

La integración geográfica, económica y comunicacional debe complementarse con la cohesión social y política de la nación, la misma que garantiza el ejercicio efectivo de la ciudadanía plena, es decir la garantía de nuestros derechos para todas y todos. Aquí es donde convergen la construcción nacional y la ampliación de la democracia. Sin ciudadanía no hay democracia ni tampoco nación cohesionada. Pero la ciudadanía para ser democrática necesita ser igual para todos.

auquenidos

La construcción de una conciencia nacional, el dotarnos de una clase dirigente y de un proyecto nacional.

UNICA NACION

El Estado no es nacional y no llega a todos los peruanos ni a todos los espacios de nuestro territorio.

LA VERDADERA UNION

reconocernos que venimos de ambas matrices civilizatorias y que estas se integran y se fusionan en el proceso de construcción de la nación

CONCIENCIA NACIONAL

En el Perú no ha existido una clase dirigente capaz de construir un proyecto nacional de país democrático, lo que hemos tenido es una clase dominante cuyo objetivo principal ha estado centrado en torno a la obtención de  ganancias, sin considerar la industrialización y el desarrollo del país ni los derechos de la gente. Ha sido una clase dependiente que se ha subordinado al capital internacional, que ha aplicado sistemas de control, de opresión y de subordinación de los trabajadores y del pueblo.

En estas condiciones surge la necesidad de tener una clase dirigente que asuma el reto de construir una República de ciudadanos, que cree conciencia nacional y promueva la creación de un Proyecto Nacional, que busque la cohesión social y política no sólo por los componentes de un pasado común, sino por la construcción de una visión de futuro compartido, basado en el uso de los poderes que dispone el Estado, proyecto que el pueblo debe reconocerlo como suyo. Proyecto que marque los grandes derroteros del desarrollo integral sustentable, de la industrialización, la diversificación productiva y la integración económica, política, demográfica y territorial del país. Este Proyecto Nacional y esta nueva clase dirigente deben salir y sustentarse en los sectores nacionales y populares de nuestro país.


carnaval

 

La unidad de los pueblos de América Latina

El proyecto de construcción de una República de ciudadanos libres basada en la democracia total, en el poder soberano del pueblo no puede consolidarse y sostenerse de manera aislada en el contexto latinoamericano e internacional. Es necesario ser parte de un proyecto regional latinoamericano, del proyecto de la “patria grande” como soñaron nuestros libertadores del yugo español. Se debe ser parte de la construcción y defensa de los procesos unitarios que están en curso en América Latina y el Caribe como la UNASUR, la CELAC entre otros.

De los componentes centrales de lo que significa la construcción de la nación se infiere que está relacionada con el proceso de auténtica y cabal democratización del país, con la puesta en vigencia de la democracia total, social, económica, política, ecológica y cultural; con la recuperación del Estado que ha sido puesto al servicio del poder económico nacional y de las grandes empresas transnacionales. Y asume un carácter integrador, en tanto es de necesidad histórica e impostergable la articulación geográfica, demográfica y económica del país, para superar las viejas e históricas fracturas que nos dejó la colonia, que superviven y se acentuaron con la aplicación de las políticas del Consenso de Washington y del FMI desde el primer gobierno de Fujimori y han sido continuadas por Toledo, García y por Ollanta Humala. Se basa en la vigencia de la justicia, en la descentralización macroeconómica, en la planificación científica, la vigencia de los derechos humanos y laborales y la integración del Perú con los pueblos hermanos de nuestra América y el Caribe.

Es evidente que Ollanta y su gobierno han abandono las banderas del nacionalismo constructor de la Nación, transformador, progresista y revolucionario. Se ha puesto al servicio de las grandes empresas transnacionales y sobre todo de la minería. Ha logrado recortar derechos laborales y reprime duramente al pueblo que levanta las banderas de defensa de la vida, de la naturaleza, del agua y la agricultura. El BLOQUE sostiene que rescatamos y sustentamos el nacionalismo integrador, progresista, revolucionario, transformador, apostando por la construcción de la Nación y por la democratización de la sociedad peruana.

 

marcha

  1. POR LA CONSTRUCCIÓN DE LA NACIÓN

  2.  RAÍCES DE LA PROPUESTA IDEO – POLITICA DEL BLOQUE. El antimperialismo militante y consecuente 

  3. El latinoamericanismo unitario e integrador

  4. El republicanismo basado en una democracia real y participante.

  5. El socialismo andino-amazónico

  6. El amor a la madre tierra y a la humanidad

  7. FUENTES BIBLIOGRÁFICA

 

 

El Bloque

La Ideologia

del nacionalismo auténtico que retomamos se contraponen al nacionalismo conservador, antidemocrático e inconsecuente


El Programa

Conoce el plan de accion para nuestro pais


Diagnóstico

Nacional e internacionalmente, vivimos profundas transformaciones hacia un cambio de epoca


Estrategia

Todo buen plan, necesita una estrategia trabajada, conocela.


mobile

Quieres formar parte?

Unete al Bloque

Vamos

Nos quieres contar algo?

Envia un mensaje

Escribenos